Donar
Moralejas de las películas de miedo sobre la confianza en Internet Thumbnail
‹ Atrás
Cifrado 31 octubre 2019

Moralejas de las películas de miedo sobre la confianza en Internet

April Froncek
Por April FroncekCommunications Manager
Ryan Polk
Ryan PolkSenior Policy Advisor

Genios locos. Muñecos diabólicos. Zombis aletargados. En Halloween vemos en acción toda una pléyade de estereotipos del cine de terror. No cabe duda de que son divertidos, pero ¿qué lecciones nos pueden enseñar estos personajes? ¿Y si fueran un ejemplo de aquello que no debemos hacer? Hemos echado un vistazo a los estereotipos más recurrentes y lo que nos pueden enseñar sobre la confianza en Internet.

La llamada procede del interior de la casa.

Las llamadas se suceden, a cada cual más escalofriante. Suena el teléfono. “¿Estás solo en casa?” Suena el teléfono. “¿Has cerrado las puertas?” Suena el teléfono. “Mira en el sótano”. Entonces es cuando te das cuenta de que el acosador llevaba todo el rato en la casa.

Cerramos las puertas con llave para que nuestras casas sean más seguras, pero no siempre pensamos en la seguridad de las cosas que conectamos a nuestras redes domésticas. Un dispositivo conectado sin protección puede poner en riesgo toda tu red y dispositivos. Esto quiere decir que, sí, la amenaza de ciberseguridad puede venir desde dentro de la casa. Al proteger tu red doméstica, limitas la exposición de tus dispositivos a las amenazas online y ayudas a mitigar el riesgo que ello supone para los demás. Puedes aumentar aún más la seguridad de tu red usando el cifrado, una contraseña muy segura y un cortafuegos para tu red wifi.

Es posible que en alguna ocasión tu coche no arranque cuando más lo necesitas.

Te escapas del hospital abandonado, logras llegar al coche, te aferras al volante y tratas de arrancarlo girando nerviosamente la llave en el contacto. Solo hay un problema. El coche no va a arrancar. Después te fijas en la pegatina del parabrisas. La última revisión la pasó hace un año.

Revisa tus dispositivos y aplicaciones para que no te dejen tirado en una situación complicada. ¡Si un dispositivo o aplicación tiene una función de actualización automática, actívala! Ningún sistema es invulnerable y siempre se descubren lagunas de seguridad y se corrigen con las actualizaciones. Todo aquello que esté conectado a Internet, así se trate de una bombilla o un termostato, debe actualizarse.

Construye una buena barricada.

Vienen los zombis. Te han seguido hasta acorralarte en la última habitación de la casa. Trabas la puerta con la silla con la esperanza de ganar tiempo para huir. Pero cuando oyes el crujido del aglomerado y se abre la puerta, maldices tu decisión de comprar las puertas en liquidación del IKEA.

Si jamás se te ocurriría blindar una puerta con materiales endebles, ¿por qué usas una contraseña débil como “1234”, para proteger tu correo electrónico, tus dispositivos y todos aquellos aparatos que utilizas? Da igual el nivel de cifrado que tenga tu dispositivo o aplicación. Si alguien averigua tu contraseña, podrá acceder a tus datos. Asegúrate de utilizar contraseñas seguras, deja de reutilizar contraseñas y activa la autenticación de dos factores (2FA, por sus siglas en inglés) en tus aplicaciones y servicios online. Estas medidas dificultan que los malos accedan a tus datos.

Quizá ese libro tenga alguna pista que te ayude.

El libro no está bien colocado como los demás. Pesa, está cubierto de polvo y está escrito en un idioma esotérico. Al principio, lo ignoras. Pero cuando empiezas a ver apariciones fantasmagóricas, te das cuenta de que deberías haberle prestado atención desde el principio.

A menudo ignoramos la letra pequeña, sin prestar la más mínima atención a los acuerdos de usuario y políticas de privacidad antes de hacer clic en “Aceptar”. Pero estos documentos suelen incluir información sobre qué tipo de datos se recopilan y cómo se comparten dichos datos. Si disponemos de esta información, podemos tomar decisiones mejor meditadas sobre las aplicaciones y dispositivos que usamos, cuánta información compartimos en ellos y cómo configuramos nuestros permisos y ajustes de privacidad.

Los objetos aparentemente ordinarios pueden ocultar secretos.

No es más que un espejo, ¿verdad? Sí es verdad que no se trata de un siniestro mundo oculto. Si tarareas la melodía de una canción de cuna delante del espejo, no invocarás a ningún diablo encantado. Y cuando te miras para arreglarte el pelo, no se te aparece ningún fantasma por detrás en busca de su amante desaparecida.

Desde tarjetas de crédito hasta TV inteligentes, todos los días utilizamos objetos sin saber que nuestra seguridad y privacidad se pueden ver amenazadas. Pero el cifrado puede ayudarnos a proteger estos objetos cotidianos. Algunos dispositivos y servicios ofrecen la posibilidad de utilizar el cifrado, pero esta opción no está activada por defecto. Dedica unos minutos a comprobar si tus dispositivos o servicios ya usan el cifrado o si tienes que activarlo. También puedes cambiarte a aplicaciones de mensajería que utilizan cifrado de extremo a extremo.

La negación es una buena forma de crearse problemas.

¿Ese personaje que se niega a aceptar que hay peligro? ¿Ese que no hace caso de los golpes en la ventana? No pasa de la primera escena.

Tú no tienes que ser esa persona. Si tomas varias medidas para proteger tu seguridad y privacidad, acabarás siendo el héroe de tu propia película.

Por último, nunca te las arreglas solo.

Estás de acampada con tus cinco amigos más íntimos y fotogénicos, cuando empiezan a pasar cosas misteriosas. Lo divertido es que no recuerdas haberte dejado encendidas las luces del coche. ¿Y qué es ese alarido que se escucha en el bosque? Decides investigar. Te has adentrado ya algunos metros por el camino abandonado y empiezas a darte cuenta de que deberías haberte quedado con tus amigos.

Así se trate de fortalecer el enrutamiento de Internet, ayudar a cerrar la brecha digital o de perfilar su futuro, el trabajo colaborativo hace de Internet un lugar mejor.

¡Únete! Trabajemos juntos para conseguir un Internet abierto, conectado globalmente, seguro y fiable para todo el mundo.

‹ Atrás

Descargo de responsabilidad: Las opiniones expresadas en esta publicación pertenecen al autor y pueden o no reflejar las posiciones oficiales de Internet Society.

Artículos relacionados

¿Realidad o ficción? Con el Internet de las cosas (IoT) no siempre está claro.
Generar confianza15 Marzo 2019

¿Realidad o ficción? Con el Internet de las cosas (IoT) no siempre está claro.

Hace poco, los propietarios de zapatos inteligentes caros se enfrentaron a un gran problema. Ante la imposibilidad de conectar los...

Oracle Cloud Infrastructure se enorgullece de unirse a la Internet Society
MANRS (Mutually Agreed Norms for Routing Security)2 Noviembre 2018

Oracle Cloud Infrastructure se enorgullece de unirse a la Internet Society

Internet se ha convertido en la herramienta más poderosa del mundo para el comercio, la comunicación y la innovación gracias...

La investigación sobre seguridad es fundamental para proteger el Internet abierto
La investigación sobre seguridad es fundamental para proteger el Internet abierto
Internet de las Cosas (IoT)13 Abril 2018

La investigación sobre seguridad es fundamental para proteger el Internet abierto

En abril de 2018 me uní a más de cincuenta personas afines que firmaron una carta subrayando la importancia de la...

Únase a la conversación con miembros de Internet Society alrededor del mundo