El cifrado protege a los menores en Internet Thumbnail
Cifrado 3 mayo 2023

El cifrado protege a los menores en Internet

Por Sebastián SchonfeldSenior Communications and Advocacy Advisor
Natalie CampbellSenior Director, North American Government and Regulatory Affairs

Como padres y defensores de Internet, nos apasiona la seguridad de los menores en la Red y hacemos todo lo que está en nuestra mano para mantenerlos a salvo. Al igual que les abrochamos el cinturón de seguridad y acudimos al médico con regularidad, vigilamos lo que hacen en Internet y utilizamos herramientas como el cifrado para protegerlos del peligro.

Por eso nos preocupan tanto propuestas como la EARN IT, la STOP CSAM y la Ley de Seguridad infantil en Internet en Estados Unidos. Estas propuestas erosionan la mejor herramienta que tenemos para mantener la privacidad y seguridad de la información de nuestros hijos, como dónde viven y a qué colegio van.

Permitir que nuestros hijos tengan una vida en Internet no siempre es fácil. Ser padre es encontrar el equilibrio entre la vigilancia y la independencia de nuestros hijos. Por suerte, hay un término medio. Podemos tomar el control de algunas cosas ignotas para reducir los riesgos en Internet. Recurriendo a herramientas y acciones, podemos asegurarnos de que nuestros hijos no estén expuestos a contenidos inapropiados ni se comuniquen con desconocidos. El cifrado es fundamental para ello, ya que nos permite que nuestros hijos tengan una presencia en Internet sana y segura, en la que su información no quede expuesta.

¿Cómo ponen en peligro a los menores estas propuestas?

Estas propuestas socavan el cifrado. Nos quitan la posibilidad de utilizar una herramienta esencial para garantizar la seguridad de nuestros hijos e hijas en Internet.

Tanto la Ley EARN IT como la Ley STOP CSAM facultarían a los tribunales para considerar el uso del cifrado como prueba de responsabilidad en casos de distribución de material de abuso sexual infantil (CSAM) en una plataforma. Mientras que la Ley EARN IT introduce cargos penales para las plataformas, la Ley STOP CSAM introduce una amplia responsabilidad civil para las plataformas y los proveedores de infraestructuras. En ambos casos, el resultado final es el debilitamiento del cifrado.

Las leyes EARN IT y STOP CSAM expondrían a las plataformas al riesgo de incurrir en responsabilidad por distribuir tráfico ilegal, a pesar de no tener conocimiento de su contenido. Esto disuadiría a las empresas de ofrecer cifrado en sus servicios, o incluso de permitir a los clientes utilizar servicios cifrados.

La Ley de Seguridad Infantil en Internet (KOSA, por sus siglas en inglés) también obligaría a las plataformas a elegir entre utilizar cifrado de punto a punto o debilitarlo para filtrar contenidos.

Como padres, las infinitas consecuencias potenciales son espeluznantes. Lo irónico es que muchos de nosotros no nos damos cuenta de lo mucho que dependemos del cifrado, ya que funciona en silencio, evitando las peores situaciones.

Así es como el cifrado protege a nuestros hijos e hijas

1. El cifrado protege a los menores del grooming
Kevin tiene 12 años y le encanta dibujar. Está deseando compartir su arte con el mundo. Tras discutir los pros y los contras, sus padres deciden que puede crear un perfil en DrawHive, una plataforma de redes sociales para aficionados al arte. Bloquean los comentarios y las solicitudes para evitar que desconocidos se pongan en contacto con Kevin, ya sea mediante comentarios públicos o mensajes privados. También permiten a Kevin utilizar una aplicación de mensajería cifrada de punto a punto para que pueda chatear con sus amigos. Sus padres pueden bloquear las solicitudes de mensajes de usuarios desconocidos, de modo que ningún extraño pueda escuchar o ver sus mensajes, ni siquiera la empresa de la aplicación de mensajería. De este modo, la información que comparte con sus amigos no puede ser explotada por alguien que se haga pasar por un niño para relacionarse con él. Para sus dos cuentas, eligen juntos un nombre de perfil que no identifique a Kevin, ni a su familia, ni el lugar donde viven.

2. El cifrado protege a los menores contra la exposición a contenidos nocivos
Shannon recibió su primer smartphone cuando cumplió 11 años. POR FIN. Es la última niña de su clase en recibir un teléfono y está deseando chatear con sus amigos después del colegio. En cuanto lo tiene en sus manos, se descarga una aplicación de mensajería y se une a grupos de chat, donde ella y sus amigas hablan de sus clases más molestas, de sus canciones favoritas y de cómo los adultos dan tanta vergüenza. Ellas no lo saben, pero su aplicación de mensajería no está cifrada de punto a punto. Como no lo está, escanea los mensajes en busca de publicidad, lo que significa que a Shannon se le abren ventanas emergentes cada vez más raras. Ayer era un anuncio de una aplicación de citas. Hoy, un anuncio de un sitio para adultos. El cifrado de punto a punto podría haber protegido a Shannon de ser elegida para recibir publicidad y contenido inapropiado.

3. El cifrado protege a los menores del CSAM
Toby y Sara están en la escuela primaria y su padre, John, no quiere perder ni un solo recuerdo precioso. No tiene muchas fotos de su infancia y no quiere que a sus hijos les pase lo mismo. Antes de que nacieran, se compró un teléfono con cámara profesional e incluso fue a clases de fotografía. Según sus propias cuentas, ha hecho miles de fotos y vídeos, y todos los días hace copias de seguridad en su cuenta en la nube, que supone que es segura. Desgraciadamente, no está cifrada y todas las fotos de sus hijos (corriendo en pañales, en la piscina y dándose sus primeros baños) están ahora en manos de una red de distribución de CSAM. Con los recientes avances en inteligencia artificial, también es fácil crear imágenes ofensivas falsas con sus caras. Usar un almacenamiento en la nube cifrado podría haber protegido las fotos personales de sus hijos.

Cuando no ocurren cosas malas, no hay noticias. Esta es la paradoja del cifrado. Como es imposible contar los “daños evitados”, no podemos cifrar el gran número de niños que ha protegido el cifrado. Pero sabemos que lo hace. Al igual que el cinturón de seguridad que les ponemos a nuestros hijos, el cifrado hace un trabajo igual de bueno para mantenernos a salvo que lo damos por sentado. La explotación infantil de cualquier tipo es atroz y es razonable que las sociedades quieran encontrar formas de resolverlo. Para ello recurren a las autoridades. Los legisladores que están detrás de estos proyectos de ley dicen que quieren proteger a los niños, pero están debilitando las herramientas que hacen precisamente eso. . Desgraciadamente, sus propuestas nos ponen a todos en peligro y nos quitan la capacidad de proteger a nuestros propios hijos.

¿Qué puedes hacer tú? Sigue utilizando herramientas cifradas para proteger a tus hijos en Internet. Es una de las mejores formas de mantenerlos a salvo.


Derechos de autor de la imagen: ©Freepik

Descargo de responsabilidad: Los puntos de vista expresados en esta publicación pertenecen al autor y pueden o no reflejar las posiciones oficiales de Internet Society.

Artículos relacionados

Cifrado 8 febrero 2022

Una Internet más segura comienza con más cifrado

La seguridad es crucial para un Internet más seguro, y la única manera de lograr un Internet más seguro...

Fortalecimiento de Internet 15 julio 2021

La encriptación: Una herramienta para construir una Internet confiable

En Internet Society estamos comprometidos con la construcción de una Internet más grande y más fuerte. Para asegurarnos de...

Fortalecimiento de Internet 9 junio 2021

Enfrentarse a la intrusión europea en el cifrado

A finales de 2020, cuando Portugal se preparaba para asumir la presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea...