Enfrentarse a la intrusión europea en el cifrado Thumbnail
‹ Atrás
Fortalecimiento de Internet 9 junio 2021

Enfrentarse a la intrusión europea en el cifrado

A finales de 2020, cuando Portugal se preparaba para asumir la presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea (UE), la filial portuguesa de Internet Society comenzó a intensificar su defensa contra los preocupantes planes de crear puertas traseras de cifrado.

El Consejo de la Unión Europea, en una resolución de noviembre de 2020, y la Comisión Europea (CE), en un comunicado sobre la lucha contra el terrorismo y una propuesta de legislación para combatir los abusos sexuales a menores en diciembre de 2020, expresaron su intención de regular la criptografía en las comunicaciones digitales. Se comprometieron a encontrar soluciones para permitir a las autoridades un “acceso legal” (es decir, puertas traseras de cifrado) a las comunicaciones cifradas.

“Tuvimos que responder a la posición de la Comisión porque es horrorosa”, dice el presidente de la filial portuguesa de Internet Society y profesor de informática José Legatheaux Martins.

El cifrado es el proceso de codificar o cifrar datos para que solo puedan ser vistos por alguien que tenga los medios para devolverlos a su estado original. Lo utilizan millones de europeos a diario y mantiene la información segura cuando la gente hace cosas como utilizar servicios bancarios, aplicaciones de mensajería o comprar. José dice que esta legislación tendría consecuencias devastadoras para la seguridad de todos en Internet.

“Creemos que sería una vergüenza que se presentara algo así, porque el impacto en las libertades de las personas y en la seguridad de Internet sería enorme. Así que, aun siendo meros voluntarios, decidimos que esa campaña era importante para concienciar a la gente de los peligros de esa postura”.

Rogerio Reis, miembro de la junta directiva de la filial y profesor de criptografía en la Universidad de Oporto, redactó un documento de posición de la filial sobre el tema, que comenzaron a compartir con periodistas, miembros del Parlamento de Portugal y miembros del Parlamento Europeo en enero. Desde entonces, al menos cuatro miembros del Parlamento Europeo han utilizado los argumentos del documento de posición para redactar preguntas escritas a la Comisión del Parlamento Europeo.

La filial también se dirigió a la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Portugal, que les prometió una futura audiencia para escuchar sus posiciones sobre las posibles implicaciones para los derechos humanos.

Legatheaux Martins también publicó un OpEd y una entrevista en los medios de comunicación sobre el tema, pero consideraron que la filial debía atraer una atención más amplia, por lo que convirtieron el documento en una carta abierta más breve dirigida y enviada al primer ministro de Portugal, como actual presidente de turno del Consejo de la UE.

“Nuestra intención era hacer ruido”, afirma Legatheaux Martins.

El 1 de abril, la carta abierta se publicó en el periódico nacional más respetado de Portugal, Público, que cuenta con 80.000 lectores habituales.

Afirma que “no es razonable esperar que este debilitamiento voluntario del cifrado no dé lugar a violaciones de la seguridad… facilitando así un aumento de las acciones delictivas. Esto socavaría drásticamente la confianza del público… podría tener consecuencias dramáticas para una economía que se basa en gran medida en las transacciones digitales”.

Argumenta que esto “solo afectará al ciudadano de a pie, sin reducir las prácticas delictivas… [afectando al] derecho a la intimidad y al secreto de las comunicaciones (por ejemplo, con bancos, entidades financieras, asesores jurídicos)… en detrimento de sus libertades democráticas…”.

También pidieron a varias de las principales asociaciones digitales portuguesas que firmaran la carta abierta y encontraron cinco aliados.

Hasta la fecha, la oficina del primer ministro solo ha acusado recibo de la carta abierta.

“Es difícil medir el impacto todavía porque [el Consejo, la Comisión y el Parlamento de la UE] están al principio de los debates”, dice Reis. “Será más eficaz si la Comisión Parlamentaria de Portugal nos invita a hablar… donde podemos llegar a influir en los miembros del Parlamento, y tal vez incluso en el Gobierno, como parte de una reacción en cadena”.

Para atraer la atención internacional, la filial tradujo la carta al inglés y se puso en contacto con las filiales suiza y holandesa de Internet Society para que le ayudaran a editarla. También enviaron un correo electrónico a todas las filiales europeas para ver si estaban interesadas en firmar la carta. Una docena lo hizo.

“Estamos de acuerdo al 100 % en que desmantelar el cifrado no va a funcionar y solo pondrá en peligro a la gente corriente como nosotros”, afirma Alexander Blom, presidente de la filial holandesa, y añade que las filiales estaban deseosas de firmar y colaborar. “Creo que es una de las primeras veces que, como filiales europeas, trabajamos juntas en un sentido político. Creemos que es una gran oportunidad para hacer algo en un contexto europeo y personalmente espero que sea la primera vez de muchas”.

La versión en inglés de la carta abierta se publicó en el sitio web de Internet Society Portugal y en las redes sociales el 14 de abril, y obtuvo más de 1.000 visitas, muchas más de las 100 habituales.

Aunque Legatheaux Martins se muestra modesto sobre la iniciativa, el personal de Internet Society dice que es notable. “En los años que llevo en Internet Society nunca había visto una iniciativa tan coordinada, tan de base”, dice Konstantinos Komaitis, director sénior de Desarrollo de Políticas y Estrategia de Internet Society. “Nosotros fuimos los coordinadores, pero esto fue todo cosa suya. …Parece que se está gestando un pequeño movimiento entre las filiales europeas”.

La filial portuguesa también ha servido de inspiración a otros para intercambiar información y trabajar juntos, y no solo en Europa. La filial brasileña los ha invitado a intervenir en un acto en línea y también quiere presentar comentarios sobre la consulta europea sobre cifrado.


Imagen de Sonia Kuniakina vía Unsplash

‹ Atrás

Descargo de responsabilidad: Las opiniones expresadas en esta publicación pertenecen al autor y pueden o no reflejar las posiciones oficiales de Internet Society.

Artículos relacionados

Fortalecimiento de Internet 15 julio 2021

La encriptación: Una herramienta para construir una Internet confiable

En Internet Society estamos comprometidos con la construcción de una Internet más grande y más fuerte. Para asegurarnos de...

Cifrado 1 junio 2021

¿Cómo afectan las leyes de vigilancia a la economía?

Internet Society encargó a un equipo de investigadores independientes que evaluara el impacto económico de la TOLA. Este equipo,...

Cifrado 27 abril 2021

Una distopía digital: cómo las peticiones de puertas traseras para el cifrado arruinarían el Internet para todos

A poco más de un año de la pandemia de la COVID-19, nuestra confianza en la comunicación privada, segura...

Únase a la conversación con miembros de Internet Society alrededor del mundo