2018: Ya es hora de escuchar la voz de las mujeres Thumbnail
‹ Atrás
Gobernanza de Internet 30 enero 2018

2018: Ya es hora de escuchar la voz de las mujeres

Lia Kiessling
Por Lia KiesslingSenior Director, Community Mobilization

2018: Ya es hora de escuchar la voz de las mujeres

2017 fue un año en el que la voz de las mujeres resonó en todo el mundo. A través de un conjunto de marchas mundiales de mujeres, de hashtags como el #MeToo y el #TimesUp, así como de un número récord de mujeres que han entrado en política, ha surgido un llamado a la acción que demuestra que las mujeres estaban cansadas de no ser escuchadas.

Ha sido un año que nos ha dejado a muchos en el mundo occidental preguntando cómo hemos llegado hasta aquí y cómo podemos asegurarnos de que nunca volvamos atrás. Una de las más importantes razones para ello es lo que Internet nos ayuda a hacer, permitiéndonos llegar más lejos, hablar más fuerte y unirnos como nunca antes.

Sabemos que las mujeres usan Internet para crear oportunidades para sus negocios, sus comunidades y sus familias. Pero, por primera vez, estamos viendo cómo las mujeres lo utilizan para colaborar, coordinarse y unirse para producir un cambio.

Pero ahora es el momento de hacer preguntas.

Poco menos del 50% de la población mundial no está en línea. Si se analiza más a fondo, las mujeres tienen 50% menos probabilidades de estar conectadas que los hombres.

El futuro de Internet es un futuro en el que están surgiendo nuevas brechas. No se trata únicamente de analizar el hecho binario de estar conectado o desconectado: se trata de saber quién, cómo y dónde. Y, cuando los líderes políticos y financieros del mundo se reunían en Davos, muchos se preguntaron si la tecnología constituye realmente la respuesta cuando se trata de cerrar la brecha de género. En Internet Society, vuelvo a hacerme una pregunta fundamental: ¿en qué aspectos sería diferente Internet si todo el mundo desempeñara un papel en su configuración?

Un día, una amiga mía exclamó: “si no tienes voz, eres invisible”.

Creo que tiene razón con respecto a esto.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones, una agencia de las Naciones Unidas especializada en la armonización del sistema mundial de comunicaciones, ha celebrado una consulta abierta a las partes interesadas sobre «Reducción de la brecha digital de género».

Si bien existen muchas maneras de lograr esta reducción, Internet Society ha presentado cuatro de ellas:

  • Inversión del sector público y privado
  • Inclusión de las mujeres en los procesos de toma de decisiones
  • Poder de los modelos de conducta
  • Enfoques de políticas que fomenten el desarrollo de las mujeres como empresarias y gerentes.

Personalmente pienso que lo más apremiante es el segundo punto: las mujeres deben ser incluidas en el proceso de toma de decisiones.

Tratándose de la gobernanza de Internet, que se hable de las políticas que le dan forma, de la tecnología que la desarrolla o del contenido que la sustenta, las mujeres deben estar presentes. La buena noticia es que en la comunidad de Internet existe un profundo enfoque inclusivo. Una vez, Gloria Steinem dijo: «Creo que el cambio viene de abajo, no de arriba». Esto es aún más importante en el contexto de Internet. Porque Internet no sólo proporciona inclusión y colaboración, sino que también facilita el cambio ascendente de una manera que ninguna otra tecnología o punto en la historia han sido capaces de lograrlo.

Pero incluso cuando las mujeres están incluidas en el proceso de toma de decisiones, debemos asegurarnos de escuchar no sólo las voces que escuchamos con poca frecuencia, sino también las voces que nunca escuchamos: Las niñas, las mujeres jóvenes, las mujeres mayores, las mujeres homosexuales, las personas trans y las mujeres de todos los orígenes, culturas y economías.

Además, los responsables tienen que escuchar. No sólo oír, pero también saber que tal vez lo que ellos creen que es verdad puede que no lo sea.

También es preciso que saquemos los debates sobre Internet de las salas de reuniones tradicionales para llevarlos donde se encuentran estas mujeres. En pueblos rurales, ciudades urbanas, aulas, lugares de culto, lugares de trabajo y más. Tenemos que dar nueva vida a los procesos que dan forma a Internet y preguntarnos de manera continua si las personas que necesitan estar presentes realmente lo están .

Formar el mañana y construir un futuro donde Internet represente a todas las personas será difícil. Será incómodo y necesitará que mostremos humildad. Significará que reconozcamos nuestras deficiencias. Incluirá el hecho de escuchar. Y abrirá un mundo de oportunidades que nunca antes conocimos así como un futuro digital donde se escuchen todas las voces. Podría representar lo mejor de nosotros. Podemos lograrlo.

Mientras millones de mujeres en todo el mundo alzan sus voces, es hora de asegurarnos que las escuchamos.

¿Quieres marcar la diferencia? Únete a nuestro SIG de las Mujeres, un grupo abierto a todas las personas y que tiene como objetivo «promover un espacio neutral global que trabaje hacia la participación de las mujeres en la tecnología y contribuya a reducir la brecha de género en este campo».

 

 

‹ Atrás

Descargo de responsabilidad: Las opiniones expresadas en esta publicación pertenecen al autor y pueden o no reflejar las posiciones oficiales de Internet Society.

Artículos relacionados

El futuro de Internet 3 enero 2020

La cuarta edición anual de la inSIG mejora la capacidad de la India para perfilar el futuro de Internet

La cuarta edición de la Escuela India sobre Gobernanza de Internet (inSIG2019, por sus siglas en ingles) se celebró...

Quiénes somos 15 enero 2019

El resultado del Taller para Líderes de Capítulos de ALC

En julio de 2018, la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de Internet Society llevó a cabo...

Crecimiento de Internet 3 enero 2019

Nuevas tecnologías: cerrar la brecha digital en África

Con el entusiasmo que suscita el papel que desempeña la tecnología en la promoción del cambio social y la...

Únase a la conversación con miembros de Internet Society alrededor del mundo