Donar

El Reporte Global de Internet 2019

Nota conceptual - Mayo 2018

Introducción

En el Reporte Global de Internet de 2019, Internet Society (ISOC) examinará con más atención cómo las tendencias percibidas de consolidación en la economía de Internet —lo que incluye la creciente concentración, la integración vertical y horizontal, y la disminución de oportunidades de entrada al mercado y competencia— darán forma no solo a la manera en que se use Internet alrededor del mundo, sino también su futura evolución técnica en los próximos tres a cinco años. También investigará el impacto que tendrá la consolidación sobre las propiedades fundamentales de Internet[1], así como las oportunidades que genere para los usuarios. Entre estas propiedades se incluyen la interoperabilidad, la colaboración, la flexibilidad, la innovación accesible y libre de permisos, y la noción de alcance global. Estas propiedades hacen posible Internet, permitiendo que las personas se conecten, compartan e innoven.[2]

Para investigar cómo estas tendencias moldearán a Internet y tendrán un impacto en la vida de la gente en un futuro a mediano plazo, Internet Society (ISOC) está reuniendo información de la comunidad y los expertos a través de revisiones de material publicado, encuestas, mesas redondas y grupos de análisis. Con esta investigación, se explorará el impacto de la consolidación en la economía de Internet utilizando los “factores de cambio” identificados en el Reporte Global de Internet de 2017. A través de este marco, el objetivo es investigar qué significa la consolidación para el futuro de Internet y, en particular, de sus tecnologías y los distintos roles que pueden desempeñar los actores en los próximos tres a cinco años.

Antecedentes

El año pasado, Internet Society (ISOC) publicó un estudio exhaustivo para tener una mejor comprensión de las fuerzas de cambio que darán forma a Internet en los próximos cinco a siete años: el Reporte Global de Internet de 2017: Caminos hacia nuestro futuro digital:

El proyecto de ISOC sobre el futuro de Internet presenta una oportunidad para volver a estudiar nuestras raíces, pero también —y más importante aun— para mirar hacia el futuro. Esta es una época ideal para reflexionar sobre el meteórico ascenso de Internet e imaginar hacia dónde irá en el futuro.

  • Kathryn Brown, presidenta y directora ejecutiva de Internet Society (ISOC)

El reporte de 2017 resalta varias “fuerzas impulsoras” que tendrán importancia en la manera en que evolucione Internet en los próximos tres a cinco años. Estas fuerzas, o “factores de cambio”, fueron identificadas mediante consultas exhaustivas con expertos de dentro y fuera de la comunidad mundial de Internet Society (ISOC). Tales fuerzas suponen oportunidades y desafíos relacionados con la tecnología, la economía, las normas, la seguridad y las redes, y son oportunidades que tendrá Internet en el futuro. Desde la evolución de los mercados hasta la ciberseguridad, pasando por la relación entre las nuevas tecnologías y las acciones de los Gobiernos, el reporte identifica dependencias e implicancias que son clave para la evolución futura de Internet. Los factores de cambio incluyen Internet y el mundo físico (incluido Internet de las cosas); la inteligencia artificial (AI); las amenazas cibernéticas; la economía de Internet; las redes, estándares e interoperabilidad; y el rol de los Gobiernos.

De los seis factores de cambio que identifica el reporte, queda claro que la manera en que evolucione la economía de Internet en el futuro podría tener importantes consecuencias en los demás factores y, en particular, en las amenazas cibernéticas, el rol de los Gobiernos y las redes, estándares e interoperabilidad.

Enfoque del reporte de 2019:

Cuál será el impacto de la consolidación de la economía de Internet en su evolución técnica y su uso en el futuro

La consolidación no es un fenómeno nuevo, sino que suele ser un acontecimiento que se prevé con el crecimiento y la maduración de las industrias y los mercados. Las oportunidades de reducir los costos, ampliar la participación en el mercado y mejorar la escalabilidad son incentivos intrínsecos en cualquier ámbito de la economía en el que las empresas adquieren a sus competidores o incorporan partes de la cadena de producción. Esto también es válido para la economía de Internet, entendida como aquellas actividades económicas que sostienen a la Red (p. ej., los proveedores de servicios de Internet) o que dependen de manera fundamental de su existencia (p. ej., los servicios de streaming de video).

El hecho de que unas pocas corporaciones dominan grandes porciones de Internet no es noticia. En la actualidad, un puñado de actores desempeña un rol significativo en nuestras sociedades cada vez más conectadas. En este contexto, existe una creciente inquietud acerca del dominio de una pequeña cantidad de corporaciones —por lo general, plataformas de Internet— que determinan el mundo en línea y su uso. Para algunos, las inquietudes se relacionan con la falta de competencia en mercados específicos y su impacto en las futuras inversiones, a la vez que cuestionan que algunos actores económicos sean “demasiado grandes para quebrar”. Otros comentaristas y los medios de comunicación utilizan coloridos acrónimos, como los “GAFA” (Google, Apple, Facebook, Amazon), “FANG” (Facebook, Amazon, Netflix, Google) o “BAT” (Baidu, Alibaba, Tencent), para describir la escasa cantidad de participantes que dominan la innovación y las oportunidades en Internet.

Si bien seguramente ingresarán participantes nuevos en el futuro, para muchas personas estos gigantes de Internet se han convertido en el medio principal para acceder a Internet en busca de educación, noticias, empleo, compras o para estar en contacto con seres queridos. Para algunos, estos gigantes contribuyen de manera considerable a la importancia de Internet en la vida cotidiana.

Al utilizar la consolidación de la economía de Internet como punto de partida, el Reporte Global de Internet de 2019 examinará el posible futuro e investigará el impacto de la consolidación en los otros “factores de cambio” identificados en 2017. En particular, echará una mirada más atenta a sus implicancias técnicas y a si las fuerzas de la consolidación están dificultando o facilitando la capacidad de los usuarios de elegir los servicios que desean, de proteger su privacidad y de compartir información sin trabas[3]. A través del marco de su impacto en los factores de cambio, explorará cuestiones como la posible consolidación del tráfico en las redes y de una arquitectura de Internet en evolución, su impacto en la ciberseguridad y qué significa la consolidación de la economía de Internet para la regulación y centralización del poder en los próximos tres a cinco años.

En el Reporte Global de Internet de 2017, se determinó que nuestra comunidad es optimista con respecto a una economía de Internet dinámica en el futuro, pero también le preocupa que la ausencia de dicha economía pueda tener graves consecuencias para la evolución técnica y uso de Internet. El Reporte Global de Internet de Internet Society (ISOC) de 2019 estudiará varias cuestiones vinculadas a una economía de Internet cada vez más consolidada, incluida la comprensión de los potenciales beneficios y desafíos de la consolidación, tanto para los usuarios como para las propiedades técnicas fundamentales de Internet. El reporte también examinará cómo esta tendencia está moldeando el futuro rol de los actores de Internet, incluidos los Gobiernos. Al hacerlo, el reporte me se guiará por la Misión de Internet Society (ISOC) de promover el desarrollo de Internet como infraestructura técnica mundial, como recurso para enriquecer la vida de la gente y como fuerza para el bien en la sociedad.


Notas

[1] ISOC se refiere a estas propiedades de Internet como las “invariables de Internet
[2] https://future.internetsociety.org/es/introduccion/como-vemos-la-internet/
[3] ISOC considera que estas capacidades son cruciales para el valor social que Internet brinda a la gente. Para obtener más información, consulte https://future.internetsociety.org/es/introduccion/como-vemos-la-internet/