Un punto neutro de Internet ayuda a Haití durante las catástrofes naturales Thumbnail
‹ Atrás
Puntos de intercambio de tráfico de Internet 13 julio 2022

Un punto neutro de Internet ayuda a Haití durante las catástrofes naturales

El terremoto con una magnitud de 7,2 sacudió a Haití en agosto de 2021 cuando casi todo el mundo estaba comenzando la jornada. A lo largo de varios días, el terremoto y sus réplicas devastaron el país, con un balance de más de 300 víctimas mortales, cientos de heridos y casas, colegios e iglesias destrozados. Pero el punto neutro de Haití se las arregló para seguir conectado, garantizando el acceso a Internet cuando más falta hacía.

La resistencia de Internet ante catástrofes naturales ha sido una fuerza motriz fundamental para el punto neutro de Internet en Haití. Creado en 2009 como uno de los primeros puntos neutros de Internet (IXP, por sus siglas en inglés) del Caribe, ha experimentado un crecimiento constante a lo largo de los años, pasando de cinco a una docena de miembros, entre los que se encuentran cuatro de los cinco proveedores de servicios de Internet (ISP, por sus siglas en inglés) del país y el registro de nombres de dominio de Haití, NIC.ht. También ha atraído a servidores de dominio y ruta, además de cinco redes principales de entrega de contenido (CDN, por sus siglas en inglés): Akamai, Cloudflare, Google, Facebook y Netflix. Pero su equipo informático ha empezado a tener problemas para gestionar el aumento de tráfico. Amenazaba con echar por tierra años de colaboración y trabajo duro que habían hecho que el punto neutro tuviera tanto éxito, dejando tiradas a las personas que dependen de él.

“La media de tráfico a través del IXP de Haití es de aproximadamente 4 Gbps”, afirma Max Larson Henry, miembro de la junta directiva de la Asociación Haitiana para el Desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (AHTIC, por sus siglas en francés), la organización sin ánimo de lucro que gestiona el IXP local. “Pero no tenemos muchos recursos para la gestión diaria o más intensa. Como ocurre con otros IXP pequeños, a medida que crecemos, cada vez nos enfrentamos a más retos para mantener la actividad y la gestión diaria”.

Para seguir prosperando, el IXP necesitaba un enfoque multilateral, con la colaboración de la comunidad técnica.

Ser más fuertes

Henry también es vicepresidente de la filial en Haití de Internet Society y miembro fundador de la Asociación de Puntos Neutros de Internet de América Latina y el Caribe (LAC-IX, por sus siglas en inglés), que cuenta con el apoyo del Centro de Información de Redes de América Latina y el Caribe (LACNIC, por sus siglas en inglés).

Gracias a una subvención de Internet Society, junto con el apoyo adicional de LACNIC y Socium, el IXP de Haití ha podido adquirir y montar equipos adicionales, junto con software de gestión y herramientas de automatización.

“Cuanto más automatices, mejor”, dice Henry. “Reduce la necesidad de recursos humanos y apoya la sostenibilidad y solidez del punto neutro… Con la colaboración de Internet Society, también tenemos acceso a un grupo de expertos que puede prestar apoyo si es necesario. La adquisición de equipos es importante, al igual que la asistencia técnica. En definitiva, la contribución de Internet Society es fundamental”.

“Se ha trabajado mucho para dinamizar el punto neutro con este nuevo equipo que se ha instalado”, afirma Jean Nahum Constant, responsable técnico de la Fundación Red de Desarrollo Sostenible, que gestiona el NIC.ht. También es miembro de la junta directiva de la filial en Haití de Internet Society. “Lo más importante para nosotros es tener un IXP con una buena infraestructura para poder atraer a más miembros… Para poder promover el punto neutro de forma significativa, especialmente a nivel internacional, tenemos que seguir mejorándolo”.

Ser mejores

El IXP también ha dado prioridad al desarrollo de capacidades, especialmente con las Normas Mutuamente Acordadas para la Seguridad del Enrutamiento (MANRS, por sus siglas en inglés), con financiación facilitada por la filial local de Internet Society y LACNIC. El objetivo es que todos los miembros del IXP reciban formación y cumplan estas normas para mejorar la seguridad del enrutamiento en Internet.

Constant comenzó la formación de MANRS en septiembre de 2021 y cree en la importancia de desarrollar capacidades técnicas en el ámbito local. Henry está de acuerdo y añade que la transferencia de conocimientos a los jóvenes ingenieros que llevarán adelante el IXP en el futuro es fundamental.

Entre estos jóvenes ingenieros se encuentra Louis Junior Bien-Aimé, que ha trabajado en las configuraciones del IXP desde 2018 y ha realizado varias sesiones de formación sobre MANRS y seguridad en Internet.

Bien-Aimé afirma que la formación es importante, pero el rendimiento del IXP ha mejorado sobre todo gracias a los nuevos equipos y a la incorporación de las CDN. Dice que la latencia para los que se conectan directamente al IXP ha bajado considerablemente, de 60 a 100 milisegundos (ms) a solo 3 a 10 ms.

“No creo que los miembros intercambien todo el tráfico que puedan; siempre están en guardia”, dice Bien-Aimé. “La gente es reacia al cambio. Pero creo que obtiene muchos beneficios del punto neutro. Que los ISP locales utilicen las CDN es algo que beneficia a todos”.

Ser más seguros

Henry dice que también se necesita más concienciación sobre el papel del IXP para garantizar la seguridad de los datos y la necesidad de protegerlos. “El IXP, como infraestructura fundamental de Internet, tiene que estar protegido. Tenemos que garantizar su seguridad en nuestro ecosistema y proteger adecuadamente nuestros datos. También necesitamos un centro de datos neutral, así como una coordinación general de todo esto”.

Constant coincide en la necesidad de una actualización, señalando que la ley de telecomunicaciones del país data de 1978, por lo que no responde a las exigencias de nuestros tiempos.

Henry señala que el Banco Central tiene su propio centro de datos al que se conecta a través de su ISP, y que los bancos están conectados con ese centro de datos a través del IXP, por lo que permite alojar los datos financieros de forma más segura. Pero dice que hay que hacer más para aumentar el contenido local, ya que el contenido de varias organizaciones nacionales se aloja fuera del país, lo que plantea serios problemas de protección de datos y resistencia de la infraestructura.

La filial en Haití de Internet Society espera colaborar con el gobierno para promover los beneficios del IXP y la necesidad de una legislación. “El Estado de Haití tiene que ver que esto es una mina de oro que aún no han explotado”, dice Bien-Aimé.

Ser más resistente

En un país propenso a las catástrofes naturales, un IXP también aumenta la resistencia.

“Contar con una interconexión local es muy importante, especialmente durante las catástrofes naturales, ya que el instinto humano es utilizar las redes sociales o Internet para comunicarse con la familia y los amigos para ver si están bien”, dice Henry. Con el terremoto de 7,2 grados de agosto de 2021, algunas conexiones a Internet se cortaron, pero el NIC.ht y los miembros del IXP pudieron seguir conectados.

“Los IXP pueden desempeñar un papel fundamental durante las catástrofes naturales”, afirma Shernon Osepa, director de asuntos y desarrollo del Caribe de Internet Society. Estaba en Haití cuando se estaba desarrollando el IXP y el huracán Gustav destruyó el enlace internacional del país y la mayor parte de la infraestructura de telecomunicaciones. Fue un golpe devastador, pero gracias al IXP, algunas personas pudieron seguir comunicándose, incluso para coordinar la ayuda. “Tenemos que seguir centrándonos en la necesidad de construir infraestructuras de telecomunicaciones e Internet resistentes, especialmente en entornos vulnerables, como en el Caribe, donde se pueden salvar vidas”, dice Osepa.

Va a ser necesario el compromiso y la colaboración de muchos miembros de la comunidad técnica, desde los ingenieros locales hasta los responsables políticos y las organizaciones tecnológicas. Pero el IXP de Haiti demuestra que sí se puede. Con la financiación de Internet Society y otras organizaciones, ahora cuenta con servidores adicionales, software de gestión y herramientas de automatización, lo que hace que Internet en Haití sea más resistente para la gente que lo necesita.

Descubre lo que cuesta crear y mantener un punto neutro de Internet.

Copyright de la imagen: Reynaldo Mirault

‹ Atrás

Descargo de responsabilidad: Los puntos de vista expresados en esta publicación pertenecen al autor y pueden o no reflejar las posiciones oficiales de Internet Society.

Artículos relacionados

Desarrollo de infraestructura y comunidad 15 junio 2021

Estrategias exitosas para crear y hacer crecer los IXP

¿Cómo ha evolucionado el peering en Asia-Pacífico para proporcionar una conectividad más rápida, asequible y resiliente a las personas?...

Desarrollo de infraestructura y comunidad 10 junio 2021

Apoyo a los IXP en Asia-Pacífico: nueva asociación con la Asia Pacific Internet Exchange Association

Internet Society y la Asia Pacific Internet Exchange Association (APIX) se comprometen a trabajar juntos para apoyar a las...

Desarrollo de infraestructura y comunidad 3 junio 2021

Cuatro IXP nuevos se ponen en marcha en Centroamérica y el Caribe

Según la base de datos mundial de IXP, en enero de 2021, de los 630 puntos de neutros de...

Únase a la conversación con miembros de Internet Society alrededor del mundo