Prácticas comunes de interconexión y tarificación de redes de Internet Thumbnail
‹ Atrás
Tecnología 20 abril 2022

Prácticas comunes de interconexión y tarificación de redes de Internet

Vint Cerf
Por Vint CerfVice President and Chief Internet Evangelist, Google

Internet se diseñó para que ordenadores de todo tipo pudieran intercambiar tráfico entre sí mediante un conjunto ilimitado de redes interconectadas. La dirección del tráfico era irrelevante. El objetivo era permitir que el tráfico fluyera en ambas direcciones, por lo que la red debía admitir ambas. No todas las redes de Internet son servicios comerciales. Muchos de ellos son comunitarios, sin ánimo de lucro o gestionados por el gobierno. En el caso de los que tienen ánimo de lucro, su modelo de negocio habitual es cobrar una tarifa plana por la conexión a Internet, independientemente de la dirección del flujo de tráfico. El coste de implantación del servicio está en función de la capacidad, no de la cantidad de tráfico enviado. La tarifa de conexión suele ser más alta si la velocidad de la misma es más alta. No se cobra por la cantidad de tráfico enviado o recibido, solo por la capacidad, porque el coste es el mismo tanto si se utiliza la capacidad como si no.

Internet es un servicio de intercambio de paquetes. Los nodos de cada red intercambian paquetes como las tarjetas postales del sistema postal, pero millones de veces más rápido. Esto significa que un paquete de datos enviado por un ordenador a la red utiliza la capacidad de cada red que atraviesa solo mientras se transporta por un enlace de red. En cuanto el paquete atraviesa el enlace, otro paquete puede atravesarlo desde cualquier otro ordenador. Esto significa que los enlaces entre los nodos de cada red son compartidos dinámicamente por todo el tráfico, al igual que un sistema de autopistas de alta velocidad donde todos los coches comparten el mismo trozo de carretera uno tras otro. Se use o no, el coste de la carretera es el mismo. Curiosamente, en el caso de Internet, el coste de aumentar la capacidad de las redes ha bajado por unidad de capacidad, gracias a los avances en fibra óptica y redes inalámbricas. Las redes originales de Internet tenían una capacidad máxima de unos 50-100 kilobits/segundo. Las redes troncales actuales transportan entre 400 y 800 gigabits/segundo por canal óptico en redes de fibra submarina y terrestre.

Las redes de Internet cobran a sus clientes por el acceso a Internet, independientemente de la dirección del tráfico. Las redes se tienen que conectar entre sí para formar Internet. Cuando dos redes se interconectan, aumentan el valor del acceso para sus clientes. Robert Metcalfe, el inventor de Ethernet, sugirió que el valor de la red aumenta como el cuadrado del número de abonados. Por eso, si dos redes se interconectan, el valor para cada abonado aumenta. Esto se debe a que la interconexión aumenta el potencial de comunicación con un corresponsal útil. Es habitual que estas interconexiones sean lo que se denomina «sin pago«, ya que las redes paritarias no suelen cobrarse mutuamente por transportar el tráfico de la otra. El objetivo del peering es aumentar el valor de la red para todos los abonados apoyando el intercambio de tráfico entre todos los ordenadores de ambas redes.

Los Proveedores de Servicios de Internet tienen dos formas de aumentar el valor para sus abonados. Pueden establecer una relación de pares con otra red y cada una de ellas acuerda transportar el tráfico de la otra solo a sus respectivos abonados. Es decir, las redes A y B solo transportarán tráfico entre los abonados de las redes A y B, pero no hacia otros pares.

Sin embargo, para llegar a todos los usuarios de Internet, una red tendría que conectarse a todas las demás redes para poder establecer una relación de pares con ellas. Algunos grandes operadores de red hacen exactamente eso. A veces se les llama Proveedores de Servicios de Internet (ISP, por sus siglas en inglés) de nivel 1. Algunos proveedores de contenidos crean sus propios ISP para interconectarse con las redes de Internet. Construyen la infraestructura para establecer una relación de pares con un gran número de Proveedores de Servicios de Internet, con un considerable coste de capital y operativo.

Algunos Proveedores de Servicios de Internet optan por una vía diferente para lograr la plena conectividad con Internet. Se convierten en clientes de uno o varios ISP que ofrecen lo que se denomina servicio de tránsito. En este caso, el ISP proveedor de tránsito se ofrece para transportar el tráfico no solo a todos sus abonados (como en las relaciones de pares), sino también a todos sus pares, conectando efectivamente el ISP cliente a todo Internet. El cliente paga por este servicio. Esta es la alternativa a pagar para crear la infraestructura necesaria para las relaciones de pares. Algunos ISP se asocian con otros ISP y compran el servicio de tránsito para aquellos con los que no se asocian. Un informe detallado de Analysys Mason ofrece un tratamiento más exhaustivo de estos importantes conceptos que describen las relaciones entre alrededor del 99 % de los ISP analizados en el estudio.

Los proveedores de contenidos (CP, por sus siglas en inglés) reconocen que muchos contenidos son de interés común. En lugar de enviar repetidamente el mismo contenido desde los centros de datos del proveedor de contenidos a través del Internet global, algunos CP utilizan redes de distribución de contenido (CDN, por sus siglas en inglés) para distribuirlo. La CDN construye servidores que son locales respecto a una red de destino y pueden incluso estar alojados en las instalaciones de un ISP local (por una tarifa). Una película popular puede ser transferida una vez a través del Internet global al servidor de la CDN y luego entregada repetidamente a través de la red local del ISP a los abonados del ISP. Algunos CP negocian con los ISP locales para almacenar en caché los contenidos para su posterior entrega a los abonados.

A diferencia de un modelo de uso, el modelo típico de tarifas de conexión basadas en la capacidad de Internet refleja con exactitud los costes y fomenta el uso de Internet porque los abonados no tienen que preocuparse por la cantidad de tráfico que envían o reciben, sino solo por la velocidad a la que envían o reciben. Su coste viene determinado por la velocidad máxima del acceso a su ISP. Los usuarios tienen la libertad de probar nuevas aplicaciones independientemente de la cantidad de tráfico enviado o recibido, hasta la capacidad de acceso por la que pagan.

Estas prácticas han estado vigentes desde los orígenes de Internet y explican en gran medida por qué esta y la World Wide Web a la que da soporte han tenido tanto éxito a la hora de atraer y apoyar innumerables aplicaciones durante décadas.


Nota del editor: Vint Cerf fue uno de los cofundadores de Internet Society y fue el primer presidente de nuestro Consejo de Administración de 1992 a 1995. Es miembro del Salón de la Fama de Internet.

‹ Atrás

Descargo de responsabilidad: Los puntos de vista expresados en esta publicación pertenecen al autor y pueden o no reflejar las posiciones oficiales de Internet Society.

Artículos relacionados

Tecnología 28 junio 2021

La semana en noticias de Internet: la UE inicia una investigación antimonopolio sobre Google

Competición por los anuncios: la Unión Europea ha puesto en marcha una investigación antimonopolio sobre las prácticas publicitarias de...

Tecnología 17 mayo 2021

La semana en noticias de Internet: Estados Unidos lanza una subvención a la banda ancha

La ayuda está en camino: el gobierno de EE. UU. está ofreciendo una subvención de 50 dólares al mes...

Tecnología 10 mayo 2021

La semana en noticias de Internet: muchos residentes de Estados Unidos apoyan la banda ancha comunitaria

De la comunidad: una nueva encuesta de Morning Consult revela que más de la mitad de los residentes en...

Únase a la conversación con miembros de Internet Society alrededor del mundo