Donar
Cómo los Lenca están restaurando el pasado para construir su futuro Thumbnail
‹ Atrás
Beyond the Net 5 abril 2018

Cómo los Lenca están restaurando el pasado para construir su futuro

El Internet tiene el potencial de permitir que las comunidades indígenas continúen viviendo en tierras tradicionales remotas sin disminuir su acceso a servicios e información. El potencial puede ser de gran ayuda para cerrar la brecha digital, ofrece nuevas oportunidades y a su vez preservar la cultura indígena.

En el constante debate sobre la diferencia que marca lo digital en el concepto de la propia indigenidad, las voces de los pueblos indígenas son lo que ha faltado. Debería dejarse en manos de los miembros de la comunidad la decisión de involucrarse en esta era de la información y construir el futuro bajo sus propios términos.

Esta es la historia de los Lencas de Azacualpa, una comunidad indígena de Yamaranguila en Intibucá, Honduras. En junio de 2017 decidieron comenzar su relación con la tecnología creando Radio Azacualpa, una estación de radio dirigida por mujeres, con el apoyo del Proyecto de Becas de Medios Comunitarios de Cultural Survival.

Fue un sueño hecho realidad. El eslogan radial «La Voz de las Mujeres» lo dice todo. «Una de nuestras metas como estación de radio es lograr el reconocimiento de nuestros derechos como mujeres y lograr la igualdad», explica Maria Santos, líder de la comunidad de Azacualpa.

En el 2018, los Lencas decidieron dar un gran paso adelante y comenzaron las «Comunidades Inteligentes«, un proyecto liderado por la Red De Desarrollo Sostenible Honduras (RDS-HN) en asociación con el Capítulo de Internet Society Honduras y con el apoyo del Programa de Financiación Beyond the Net. Comunidades Inteligentes tiene como objetivo establecer una red comunitaria con Wifi gratuito y conectar a 300 familias con el resto del mundo.

Aunque su lengua indígena está extinta y su cultura ha cambiado de otras maneras a lo largo de los siglos, los Lencas ya no quieren que su conocimiento resida solo en las mentes de los ancianos. Consideran el Internet como una herramienta para empoderar a su comunidad. Estas personas son curiosas y orgullosas, les gusta aprender nuevas habilidades sin dejar de ser fieles a sus raíces. Las mujeres visten ropa tradicional, colorida y hermosa, mientras sostienen a sus bebés envueltos. Los hombres están comprometidos con la agricultura, llevando a cabo viejos rituales como «Las Composturas» para agradecer a la madre tierra por sus regalos durante la temporada de cosecha.

¿Cuáles son los orígenes de los Lencas y los problemas que enfrentan?

Eduardo Tome, gerente de proyecto, explica: «La tribu Lenca tiene sus raíces profundamente arraigadas en el suelo hondureño. En 1537, el líder indígena Lempira dirigió la resistencia nativa contra los conquistadores españoles. A pesar de perder su vida en la batalla, sigue siendo uno de nuestros héroes nacionales más queridos hasta el día de hoy. No obstante, su tribu y su pueblo han sufrido una suerte bastante diferente, ya que han vivido en una batalla constante para proteger y retener su idioma, sus costumbres y sus tierras. »

«Si bien ha habido una creciente aceptación de los derechos y la cultura indígena en Honduras y El Salvador «, dice Eduardo,» los Lencas continúan luchando en ambas naciones por los derechos a la tierra. La realidad de nuestras comunidades indígenas es extremadamente sombría y dolorosa. A menudo están aislados de las principales ciudades y pueblos, lo que hace que su acceso a servicios básicos como electricidad, agua corriente, asistencia médica, comunicaciones y educación sea muy limitado y deben viajar largas distancias para conseguirlo. Los desafíos que enfrentan en el cuidado de la salud y la educación son igualmente importantes. Debido a la falta de acceso a la atención médica adecuada, existe una alta tasa de mortalidad entre los bebés con diarrea y neumonía. Esto se debe en parte a la falta de alcantarillado público y agua corriente en el área. La tasa de alfabetización en la población es de alrededor del 50%, y las mujeres son las más afectadas. En la comunidad de Azacualpa solamente hay una escuela y llega hasta el noveno grado. »

¿Cómo surgió la idea de «Comunidades Inteligentes»?

«Nos enamoramos de esta comunidad hace aproximadamente un año. Como parte de Red de Desarrollo Sostenible Honduras, comenzamos a trabajar con las mujeres locales a principios del 2017 y creamos la primera estación de radio en el país operada completamente por mujeres. Dado que son una comunidad muy unida, el primer contacto fue muy difícil, pero una vez que ganamos su confianza, descubrimos que eran personas muy curiosas. Tienen un gran deseo de aprender sobre tecnología y comunicaciones. Entienden que estas herramientas podrían permitirles empoderar a la comunidad con mayor facilidad, ya que no tendrían que caminar kilómetros para hacer oír sus voces. Proporcionar acceso a Internet a las personas Lenca a través de redes comunitarias parecía ser el siguiente paso lógico que nos motivó a crear el proyecto y participar en el programa Beyond the Net. »

¿Cómo pasaron de una idea de proyecto a una propuesta de proyecto?

«Como primeros pasos, comenzamos a socializar el proyecto en la comunidad. El Convenio 169 de la OIT establece que la comunidad necesita ser consultada e informada adecuadamente sobre cualquier proyecto o ley que pueda afectarlos directamente, sus tierras o creencias. Visitamos la comunidad y mantuvimos conversaciones sobre el proyecto con los líderes locales. En nuestra segunda visita, con el apoyo de una iglesia local, pudimos reunir a la mayoría de los miembros de la comunidad para ver su apertura hacia el proyecto. La aceptación fue abrumadora. La mayoría de ellos no sabía lo que es el Internet, pero conocen su potencial. Los comités para supervisar el desarrollo de la red fueron elegidos con una combinación de liderazgo local y jóvenes curiosos que están ansiosos por abrir sus mentes a la tecnología. »

¿Cómo empoderará el tener acceso a Internet a la población Lenca?

Azacualpa plantea el mayor desafío al que se ha enfrentado nuestro Capítulo. Lo acogemos con los brazos abiertos porque comprendemos el gran impacto que el acceso a Internet puede tener en sus vidas. Vamos a conectar 300 familias y disminuir la brecha digital existente en comparación con la ciudad más cercana, La Esperanza, en al menos un 70% en 12 meses. Promoveremos, a través del establecimiento de un telecentro y puntos de acceso en diferentes puntos de la comunidad, el derecho humano al acceso a Internet que fue aprobado por las Naciones Unidas en el verano de 2016. Nuestro objetivo es documentar la totalidad de este proceso para que nuestra experiencia ayude a otros a empoderar a sus comunidades e inspirarlos a tomar acción.

Los movimientos indígenas están tratando de revivir el dialecto Lenca, y recientes informes de prensa en Honduras indican que libros de texto han sido distribuidos en las escuelas públicas en su dialecto original. Internet brindará la oportunidad de crear espacios donde el arte, el idioma, la cultura y las tradiciones indígenas puedan compartirse, aprenderse y distribuirse. Este proyecto hará que los Lencas sean libres de digitalizar su cultura oral e identificar el conocimiento complementario de los recursos globales para construir un futuro mejor.

Las comunidades indígenas enfrentan desafíos únicos para el acceso e inclusión de Internet. Aprende cómo puedes apoyar la conectividad indígena y luego descubra cómo crear una red comunitaria tu mismo!

Las solicitudes para proyectos de escala media y grande están abiertas.

Saber más y presentar una solicitud

‹ Atrás

Descargo de responsabilidad: Las opiniones expresadas en esta publicación pertenecen al autor y pueden o no reflejar las posiciones oficiales de Internet Society.

Únase a la conversación con miembros de Internet Society alrededor del mundo