Donar
Colectivos de la ciudad de Nueva York toman las riendas de la banda ancha Thumbnail
‹ Atrás
Acceso 4 octubre 2018

Colectivos de la ciudad de Nueva York toman las riendas de la banda ancha

Grant Gross
Por Grant GrossTechnology Reporter

EDITOR’S NOTE: We are experimenting with new translation services and would appreciate any feedback. If you have any comments about the quality of this translation, please send a message to york@isoc.org.

Varios colectivos de la ciudad de Nueva York están eludiendo a los grandes proveedores de servicios de internet y desarrollando sus propias redes comunitarias para proporcionar un servicio más barato y, en muchos casos, más rápido y fiable.

NYC Mesh y Silicon Harlem, que operan ambos desde hace unos cinco años, se encuentran entre los proveedores de redes comunitarias que intentan ofrecer alternativas de conexión a internet en la ciudad de Nueva York. El objetivo del proyecto es solucionar los problemas de falta de cobertura (tanto en términos geográficos como de seguridad) que afectan a los proveedores de banda ancha tradicionales.

NYC Mesh, un colectivo sin ánimo de lucro, con alrededor de una docena de voluntarios esenciales y sin empleados a tiempo completo, proporciona acceso a internet combinado mediante fibra e inalámbrico en el corazón de Manhattan, buena parte de Brooklyn y puntos de Bronx y Queens, comenta el organizador Brian Hall.

El pago por el servicio es mensual (con velocidades medias de 80 Mbps y hasta 200 Mbps para algunos usuarios) y voluntario. Muchos miembros residenciales eligen pagar 20 dólares al mes, mientras que muchas empresas pagan entre 50 y 100 dólares, pero no es obligatorio.

Los voluntarios tenían varios motivos para lanzar el servicio, afirma Hall. Su intención era acabar con la brecha digital proporcionando un servicio económico de banda ancha y aumentar la seguridad ofreciendo sus servicios mediante nodos distribuidos donde no hubiera un punto único de fallo. El primer supernodo de NYC Mesh (un centro con multitud de radios, routers y antenas) presume de una disponibilidad del 99,8 por ciento, que supera el 99 por ciento aproximado de las compañías tradicionales, asegura el grupo.

Muchos de los voluntarios no estaban satisfechos porque las velocidades de las compañías tradicionales eran menores de lo anunciado, y algunos clientes recibían menos de 10 Mbps. A otros colaboradores les preocupaba el tratamiento de los datos personales de los abonados por parte de las compañías tradicionales. Además, los voluntarios descubrieron que la mayor ciudad de Estados Unidos tenía zonas donde la cobertura era pobre o incluso inexistente, dice Hall.

NYC Mesh conectó un edificio en la zona de Greenpoint de Brooklyn (al otro lado del río Este del Bajo Manhattan que antes no tenía acceso a internet, explica Hall. «Aún quedan zonas de la ciudad donde simplemente no hay opciones», añade. Las compañías tradicionales parecen «no haber averiguado nunca» cómo proporcionar acceso a esas zonas de la ciudad.

El objetivo de NYC Mesh es conseguir abarcar toda la ciudad de Nueva York y, si es posible, algunas zonas urbanas colindantes. Además, el equipo quiere colaborar con otras ciudades para ayudar a configurar redes en malla similares.

Aunque no es un camino fácil. El inicio del proyecto fue lento, con voluntarios que aplicaban las mejores tecnologías para conseguir sus objetivos y necesitaban permisos para instalar antenas en las azoteas de los edificios, asegura Hall.

«Es una lucha», afirma. «Los primeros años no llegamos muy lejos».

La flexibilidad es la clave para conseguir que funcione un proyecto como este, añade Hall. «Algunas de las preguntas a las que hay que responder para crear una red son ¿Cómo llevar un gran ancho de banda de un sitio a otro? ¿Cuál es la manera mejor y más barata?»

NYC Mesh, que prometió a sus miembros una red abierta y neutra, recibió el apoyo inesperado de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos, que en diciembre de 2017 decidió derogar la normativa sobre neutralidad de la red de 2015. Durante toda la trayectoria de NYC Mesh, el promedio de solicitudes de suscripción era de unas 20 al mes, y en diciembre aumentaron hasta 438.

Ahora mismo, hay más de 2000 solicitudes en espera y 211 nodos activos conectados a la red.

La derogación de la neutralidad de la red por parte de la FCC «signifió un impulso importante», afirma Hall. «Ahora estamos creciendo muy rápido».

NYC Mesh colabora estrechamente con Silicon Harlem, otra organización dedicada a ampliar el acceso a internet en la ciudad de Nueva York. Silicon Harlem pretende convertir el barrio tradicionalmente afroamericano del Alto Manhattan en un centro tecnológico y de innovación. El grupo no solo proporciona acceso a internet, sino también programas de formación sobre internet y las nuevas tecnologías. Además, organiza conferencias sobre oportunidades tecnológicas y está diseñando un programa piloto de ciudad inteligente para la zona.

El lema del grupo es la «inclusión digital», afirma Bruce Lincoln, uno de sus cofundadores. El grupo quiere asegurarse de que «las comunidades desatendidas no se queden atrás».

La primera red wifi comunitaria de Silicon Harlem, cuyo lanzamiento está previsto para el año 2019, abarcará una zona de aproximadamente 30 manzanas alrededor de la calle 116 en el Este de Harlem, donde los servicios de telecomunicaciones quedaron arrasados por el huracán Sandy a finales del año 2012. El objetivo del proyecto, financiado por la ciudad de Nueva York, es proporcionar servicios de emergencia fiables a pequeñas empresas y a otros residentes durante huracanes y otros desastres, comenta Lincoln.

Se está formando a residentes jóvenes, a partir de 17 años, como técnicos en redes, añade Lincoln. El servicio wifi será gratuito para todos los residentes.

Con la colaboración de la Fundación Nacional de Ciencias y de varias universidades, Silicon Harlem está diseñando su segunda red comunitaria para el centro de Harlem. La idea es aprovechar los próximos servicios móviles 5G y proporcionar dispositivos perimetrales de bajo coste a los hogares para que las familias puedan conectarse a internet con un bajo coste inicial, afirma Lincoln.

Para las comunidades que actualmente están desatendidas será muy valioso encontrar maneras innovadoras de conectarse a internet, asegura Lincoln. Los diferentes proyectos del grupo «muestran cómo sería asegurar la conexión a internet de una comunidad diversa», afirma.

Obtenga más información sobre las redes comunitarias y colabore con nosotros en #SwitchItOn.

‹ Atrás

Artículos relacionados

De cero a cien en la cuesta ártica
De cero a cien en la cuesta ártica
Acceso28 diciembre 2017

De cero a cien en la cuesta ártica

En noviembre de 2017, Internet Society organizó la Cumbre de conectividad indígena inaugural en Santa Fe, Nuevo México. Proveedores de...

Nueva carrera espacial podría transmitir banda ancha por todas partes
Nueva carrera espacial podría transmitir banda ancha por todas partes
Acceso18 abril 2018

Nueva carrera espacial podría transmitir banda ancha por todas partes

Se está desarrollando una nueva carrera espacial, que trae consigo el potencial de extender la banda ancha a las áreas...

Construcción de Infraestructura Comunitaria
Construcción de Infraestructura Comunitaria
Redes comunitarias22 marzo 2018

Construcción de Infraestructura Comunitaria

Cuando Internet no llega a lugares remotos, un modelo que funciona muy bien es aquel en el que la comunidad...

Únase a la conversación con miembros de Internet Society alrededor del mundo